Los exámenes de Cambridge ESOL se ajustan a los estándares del Marco Común Europeo de Referencia (MCER) del Consejo de Europa. De este modo, concretan las capacidades que el alumno debe poseer y aseguran unos niveles objetivos de conocimiento y uso del inglés.