¿Quiere aprender un idioma extranjero?

superar-el-examen-oral
Cinco consejos para superar el examen oral de un idioma
Julio 7, 2017
Show all
aprender-un-idioma-extranjero

¿Quiere aprender un idioma extranjero?

“¡Una cosa es decirlo y otra hacerlo!”. Es cierto, aprender una nueva lengua tiene sus obstáculos, pero quienes lo han logrado dicen que vale la pena el esfuerzo.

Existe una multitud de motivos por los que la gente quiere aprender un nuevo idioma. Algunos lo hacen porque su trabajo se lo requiere, otros para poder viajar, o incluso otros como un hobby más. Pero lo cierto es que, cuando aprendes un nuevo idioma, haces algo más que eso. El aprendizaje de una lengua implica muchas veces la inmersión en una nueva cultura, por lo que conviene ser adaptable y abierto de miras. Te hace ver que hay más de una manera de percibir el mundo y de hacer las cosas. Y no siempre son unas mejores que las otras: son solo diferentes

Y no solo eso, además tienes beneficios físicos. Sí! El periódico The Toronto Star asegura lo siguiente: “El bilingüismo contribuye a impedir que la gente pierda la agudeza mental a medida que envejece. Las personas bilingües siempre se enfrentan a dos opciones idiomáticas, y su cerebro debe decidir cuál es el idioma en el que deben responder. Con el tiempo, esta gimnasia mental protege al cerebro, pues retrasa el deterioro natural de los procesos mentales que se produce al envejecer.”

Viendo todos los beneficios que tiene aprender un nuevo idioma, ¿qué se necesita para hacerlo? Una gran cantidad de personas que lo han logrado recalcan los siguientes factores:

  • Motivación.

Hace falta un incentivo, es decir, una razón por la cual proseguir hacia la meta. Los estudiantes con mucha motivación por lo común progresan más.

  • Humildad. 

No sea demasiado exigente consigo mismo; los errores son inevitables, especialmente al principio. De seguro en algún momento, la gente se reirá al escucharnos, por eso, hay que tener buen sentido del humor. Como un niño que está aprendiendo a caminar. Uno tropieza con frecuencia, pero hay que levantarse e intentarlo de nuevo.

  • Paciencia. 

Los primeros años son difíciles, y a veces puede que nos queramos dar por vencido, pero cada vez se hace más fácil. De hecho, uno no cree que ha progresado hasta que mira hacia atrás.

  • Práctica. 

Un programa de estudio le ayudará a adquirir fluidez en el nuevo idioma. Intente practicar todos los días, aunque sea solo unos minutos. Como dice un libro de texto, “es preferible poco con frecuencia a mucho pero rara vez”.

Instrumentos prácticos

¿Está listo para aceptar el desafío de aprender un nuevo idioma? Si así es, los instrumentos descritos a continuación pueden contribuir a su progreso.

  • Tarjetas pedagógicas. 

Cada una tiene escrita una palabra o una frase en el frente y la traducción en el reverso. O una imagen del objeto y su palabra en el idioma extranjero por detrás. Eso nos ayuda a jugar con nuestra memoria fotográfica a la vez que intentamos recordar la palabra escrita.

  • Audios y vídeos educativos. 

Le permiten escuchar la pronunciación correcta del idioma.

  • Programas informáticos interactivos. 

Algunos le permiten grabar la voz y comparar su pronunciación con la de los hablantes nativos.

  • Radio y televisión. 

Si en la zona donde vive hay programas de radio o televisión en la lengua que está aprendiendo, ¿por qué no los sintoniza y ve cuánto puede entender?

  • Revistas y libros. 

Trate de leer información en el nuevo idioma, pero asegúrese de que el nivel de dificultad no sea demasiado elevado ni demasiado bajo.

  • Clases bien organizadas. 

Una de las formas más eficaces de formarse en el idioma y de aprender de forma dinámica las cuatro destrezas a la vez: comprensión oral, comprensión escrita, expresión oral y expresión escrita. Además ofrece una atención personalizada, lo cual le motivará mucho más a aprender y seguir esforzándose en este trayecto del aprendizaje.

Sea cual sea el método que usted elija, tenga en cuenta que para alcanzar su objetivo no hay atajos: se precisa esfuerzo y constancia. Cuanto más tiempo dedique a estudiar el idioma, y sobre todo a practicarlo, mayor será su progreso

Cómo dominar el idioma

Por supuesto, tarde o temprano tendrá que dialogar con los que hablan esa lengua.

Su objetivo debe ser aprender a pensar en el nuevo idioma, en vez de sencillamente traducir palabras o frases de su lengua materna. También le podría ser útil tratar de conocer un poco la cultura y las costumbres de la gente que lo habla. No se puede aprender verdaderamente una lengua sin entender algo de las normas y los valores de su cultura.

Una recomendación final: No se desanime si parece que su progreso es lento. Después de todo, es un proceso continuo. Nunca se termina de aprender, ya que el idioma siempre está evolucionando.

De modo que, ¿quiere aprender un idioma extranjero? Si así es, prepárese para una labor ardua, pero al mismo tiempo muy recompensadora, en la que Verbum pueda acompañarle.

Verbum Language Solutions

¿Quiere aprender un idioma extranjero?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *